Escrito por

Vidrios decorados.

En esta nota de ventanas.

Las piezas de cristal son muy apreciadas por su valor utilitario y decorativo en cualquier rincón de la vivienda, quedan geniales en el cuarto de baño, o en laventana que da al jardín de la casa.

El vidrio es un material muy empleado en la fabricación de piezas para el hogar, le dan un toque único y original. No sólo puede contemplarse en las ventanas y puertas de la casa, sino también en encimeras, en muebles como lámparas, o en cristalerías. Estas últimas son muy apreciadas por el valor utilitario y decorativo que tienen, son realizadas en muchos casos con la técnica tradicional del soplado. Pueden ser las ánforas, candelabros, copas, vasos, licoreras, floreros, fruteros, jarras, jarrones, vinagreras. Cada rincón de la casa se puede “vestir” con la pieza más adecuada o más acorde al lugar.

Arañas:

Una de las producciones más curiosas en vidrio son las arañas, son lámparas de diseños recargados que, a pesar de chocar con la decoración minimalista actual, en ocasiones son recuperadas para dar un toque de originalidad y contraste a las estancias.

La elaboración de estas lámparas pasa por varias fases. Para empezar cuando se tiene elegirdo el diseño, los artesanos fabrican los diferentes soportes metálicos que dan forma a la estructura interna (fuste, anclajes), se elaboran los componentes de cristal (brazos, bolas, rosetas) y se tallan, graban y engarzan manualmente. Las lágrimas, bolas y hojas son los adornos colgantes más típicos de estas lámparas.

Las arañas se caracterizan por un elemento central vertical denominado árbol o eje y que está formado por varios elementos modulares. Los adornos son colgantes, como las tradicionales lágrimas, bolas u hojas, que consiguen crear piezas únicas.

La técnica del soplado:

La utilización de la caña metálica supuso una revolución en el mundo del vidrio. Con una longitud de aproximadamente un metro y medio, con una embocadura para soplar en un extremo y un ensanchamiento en el otro, propició el desarrollo de formas muy variadas en vidrio hueco.

Cada pieza de cristal se puede modelar a pulso o en molde. La pieza clave es el crisol, un recipiente de material refractario que se encuentra en el interior de un horno. Su función es la de contener el vidrio fundido a altas temperaturas, con un máximo de 1550 ºC. Cada soplador trabaja en un crisol de manera metódica: con el extremo de la caña toma cierta cantidad de vidrio que hace girar mientras sopla hasta obtener una especie de ampolla.

Existen dos métodos para elaborar las piezas, éstos métodos son: el vidrio hueco soplado a pulso y el vidrio hueco soplado en molde.

La primera técnica recurre a nuevas postas que se unen a la original, aún caliente, y se modelan de acuerdo al diseño que se quiere conseguir. La segunda da forma de pera a la ampolla, que se introduce posteriormente en un molde de chapa o fundición de hierro con la forma deseada. Ambas son ténicas muy minuciosas, que permiten conseguir piezas de gran belleza.

Fuente:

http://www.consumer.es


Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos