Escrito por

Recibidor contemporáneo.

En esta nota de DecoraciónInteriores veremos como crear un recibidor estilo contemporaneo.

Cuando nos planteamos la decoración de dos espacios tan fundamentales en nuestro hogar como el recibidor y el salón desde el punto de vista de un conjunto de decoración contemporánea, que se supone alcanza al resto de la casa, debemos tener claro cuáles son las dos funciones clave de estos espacios.

Para empezar el recibidor es un espacio de bienvenida e invitación. Si tomamos como referencia el hecho de que en la decoración contemporánea por regla general menos es más, huiremos en este espacio de las aglomeraciones de elementos y mobiliario, hay que apostar a ser prácticos pero tampoco dar la sensación de desnudez en el hogar, de este modo podemos optar por muebles de líneas rectas, ajustados en su lugar y acompañados de discretos toques de ornamentación que pueden ser los más adecuados para ese efecto que buscamos.

Al referirnos al color de un recibidor, es importante recordar que buscamos la bienvenida e invitación a quien entre y por lo tanto no es muy conveniente utilizar colores en las paredes con altas probabilidades de rechazo visual o demasiados oscuros o demasiado impactantes. No está de más tener en cuenta algún detalle funcional, como un buen perchero de diseño acorde con los demás elementos por ejemplo, que recuerde que estamos en un lugar de uso, en una vivienda.

Salón recibidor:

En cuanto al salón, en esto seguro coincidiremos todos, es el corazón de la casa, pero además debe ser un lugar donde por encima de todo nos sintamos bien y hagamos que los que nos visitan se sientan bien.

Además de apoyarnos nuevamente en una elección de colores correcta, que no sea agresiva, combinada con la iluminación proveniente de diferentes puntos de luz que sea capaz de generar ambientes diferenciados, la esencia de una buena decoración es combinar la funcionalidad con toques decorativos que aporten, del algún modo, escenarios propios dentro del espacio.

Para ella se suele insistir en que el hecho de crear pequeños espacios diferenciados dentro de los salones, con las barreras sutilmente instaladas y que no creen sensación de opresión, es una medida acertada, así una zona por ejemplo será la zona de asiento donde la colocación de sofás o elementos de asiento alrededor de una mesa adecuada ya genera de por si un espacio con personalidad propia que, simplemente, con una colocación estratégica de una alfombra poseerá su frontera definida. Por lo general si se quiere seguir la tendencia imperante, debemos huir de barroquismos, tender a una sensación de orden general que por ejemplo en las paredes puede ser aportada por estanterías a diferentes niveles pero pobladas con lo justo.

Fuente:

http://www.mundohogar.com

A continuación un video de una sala de estar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos