Escrito por

Decorando nuestras ventanas.

En esta nota de Manualidades vamos a hablar sobre algo que es muy útil a la hora de modificar nuestra casa.

Las ventanas son una de las cosas que crean más ambiente dentro de una vivienda. No importa que una habitación sea la que se quiera decorar, siempre lucen mejor y más personalizadas cuando lleva unas cortinas o un tipo especial de ventanas.

Aunque para la mayoría pueda pasar desapercibido, el decorar las ventanas con estos detalles le otorga un plus a la decoración de la casa. Pero para empezar a hacerlo lo que se debe hacer es dejar a un lado la idea de las típicas cortinas de blonda y cenefa que no solo son antiguas, sino pasadas de moda.

En todo caso a ellas puedes lucirlas cuando se trata de una decoración clásica, con muebles estilo coloniales o antiguos que requieren de un marco retro para mantener el look ideal.

¿Qué colocar?

El tipo de cortina o accesorio que coloquemos a las ventanas dependen del uso que se le da al espacio, ya sea para el ingreso o no de luz o complementar la decoración del espacio.

Por eso si se trata de salascomedores de diseño contemporáneo se pueden lucir diseños de cortinas romanas que se caracterizan por llevar varillas entre la tela, lo que ayuda a tensarlas y a recogerlas. Este tipo de cortinas son ideales para habitaciones matrimoniales.

Si lo que se quiere es decorar cocinashabitaciones de adolescentes, una opción son las puertas de madera con rejillas, las cuales puedes pintar en blanco para dar mas ingreso de luz. Además puedes adherirle imágenes o aplicaciones de vinilo. Estas lucen elegantes en las cocinas clásicas con vista a parques o jardines.

Si no te gustan las cortinas recargadas puedes usar la tendencia más sencilla, colocando un tubo en el marco superior de la ventana y colgando una cortina sencilla de gasa, blonda o material que tu prefieras. Para recogerla puedes juntarla a un costado o levantarla en el poste.

Decoración de las ventanas con vesillos:

Además de fluorescentes y focos de las lámparas, los espacios cerrados necesitan de fuentes de luz natural que transmitan una sensación de amplitud y alegría al ambiente. Las ventanas cumplen esta función, pero también necesitan de revestimientos que permitan graduar el nivel de iluminación y contribuir a la decoración con un aire de exclusividad.

Para comenzar, lo primero que se nos viene a la mente es cubrirlas con cortinas. Sin embargo, el costo de fabricación no siempre está al alcance de nuestro bolsillo, además de que por su grosor no se puede disfrutar de toda la luz solar que deseamos, salvo que las mantengamos parcialmente abiertas.

Por otro lado, hay una alternativa más ventajosa de “vestir” a las ventanas con mucha elegancia, mayor versatilidad y a un menor costo. Se trata de los visillos, que son capas de tela que se anteponen a las cortinas para que actúen como soleras.

Lo que se quiere lograr con éstos es que, al ser de una textura delgada, puede permanecer cerrado y dar un efecto de iluminación natural difuminada de acuerdo a su color. Si nos parece que el acabado queda muy simple, podemos optar por modelos con bordados en altorrelieve y combinar más de un  color, de modo que el difuminado transmita mayor calidez.

Fuente:


http://www.decorailumina.com


Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?