Escrito por

Piscis y la decoración.

En esta nota de Piscis.

Imaginativo y sensible, compasivo y bondadoso, desprendido y muy intuitivo, el signo de Piscis refleja en su casa todas esas cualidades positivas, y también aquellas que caracterizan la tendencia escapista del último signo del zodíaco, del cual suele decirse que muchas veces tiene “la cabeza en las nubes”.

  • La imaginación colorida del pisciano se esconde detrás de todo, desde la entrada a su hogar hasta los últimos detalles, aunque no con la meticulosidad de otros signos más concretos y materiales.

  • Su afinidad por el mar se muestra en los tonos con los que suele pintar las paredes de su casa: azules suaves matizados con verde marino y tonos pasteles.

  • La entrada de la casa pisciana no suele ser muy aparatosa pues no les gusta llamar demasiado la atención y no suelen ser ostentosos.

  • Un jardín sencillo, que cuida para su deleite, no para impresionar a los demás y donde pueda ir a meditar y hablar con su Ser Interno es típico de su temperamento espiritual.

  • El interior del hogar pisciano es eso, un hogar. La sala, el comedor, las recámaras reflejan siempre su inclinación a lo sensible y etéreo, lo espiritual y profundo. Las obras de arte –cuadros, esculturas y adornos en general- evocan figuras angelicales o metafísicas, y en el caso de los piscianos que no sean muy religiosos, el sentido espiritual de su vida también se manifiesta en un delicado balance entre diseños y muebles, y en muchos rincones hay amatistas, cristales de cuarzo y velas aromáticas.

  • El estilo en general tiende a ser bastante ecléctico, no puede decirse que haya uno decididamente pisciano pues debido a su naturaleza impresionable tienden a dejarse llevar por opiniones ajenas y a cambiar muchas veces un mueble o una decoración si quien se lo está recomendando es una persona que le inspire confianza.

Luz, suavidad y nada de exageración

  • A diferencia de Cáncer, otro signo de Agua como Piscis, los piscianos no ponen gran énfasis en la cocina y no exageran en sus enseres domésticos tratando de usar solamente los necesarios, aunque en muchos casos tienen cosas que no usan y guardan para ocasiones que generalmente nunca se presentan, y el aditamento enmohece olvidado en una gaveta del armario. Suelen tener despensas bien surtidas, pero más bien para poder ayudar a los que acudan a su casa.

  • Las habitaciones deben ser claras, y los colores no suelen ser fuertes porque a Piscis le impresionan mucho los rojos intensos y los matices impactantes prefiriendo generalmente los tonos suaves y delicados, los baños de color azul con lavanda, velas –no pueden faltar en las casas piscianas- y por supuesto, muchos adoran los acuarios y peceras así como las mascotas, más bien pequeñas, sobre todo perritos pequeños, pájaros, cotorritas y cuanto animal anda suelto y desvalido por las calles, a quienes suele alimentar en los patios de su casa.

  • En general, el ambiente de una casa pisciana, cuando el morador posee una buena dosis de las cualidades positivas de su signo, inspira, ofrece un clima de paz y serenidad y al mismo tiempo invita a la meditación, y es un oasis para el espíritu. Si por el contrario su morador es de los piscianos en los cuales abundan las cualidades negativas de su signo entonces la casa presenta un aspecto caótico e inestable, un reflejo inequívoco de su mundo interior.

Fuente:

http://casa.univision.com