Escrito por

Iluminación y Feng Shui de interiores.

En esta nota de DecoraciónInteriores veremos la importancia que tiene la buena iluminación en el interior de un hogar y también las consecuencias que trae el exceso de la misma.

El sol es imprescindible para el pleno desarrollo de los procesos vitales, y al referirnos a la salud, se obtiene la alegría y el bienestar de los residentes de una casa. Los puntos de luz y las lámparas simbolizan el sol. La luz es esencial para la vida por lo que su presencia es indispensable en los espacios, con ella se pueden crear ambientes cálidos o luminosos, poniendo de manifiesto en cada momento la sensación que más te interese crear.

Ubicación de la luz en el hogar:

La iluminación general de un lugar puede afectar al tono vital, a las emociones y a las actitudes de los residentes. El feng-shui corrige tanto en el interior de la vivienda, los desequilibrios de las formas y para armonizar o activar el flujo y movimiento del chi.

La energía Chi es la energía cósmica, la energía vital, la energía que hace que todo funcione positivamente. Por el contrario el Sha, es la energía opuesta que tenemos que eliminar de nuestro hogar y nuestro entorno laboral.

Cada rincón de la casa está cargado de energía, cada pequeño espacio en el que nos encontramos está inundado de vibraciones cósmicas que influyen en nuestros sentimientos y nuestro estado de ánimo. Influye en el amor, el dinero, el trabajo, la salud.

Lo principal es huir del Sha que es una corriente de energía negativas que, se pueden encontrar en una casa construída sobre aguas estancadas.

El Feng Shui tiene soluciones para reducir los efectos negativos del Sha y, con ciertos elementos ambientales, potenciar el fluir del Chi.

Para estimular el Chi, hay que intentar en lo posible que no haya puertas ni ventanas enfrentadas. Esto produciría que el chi fuera muy deprisa convirtiendosé en Sha. Se puede evitar separandolas por un biombo o colgar un móvil de campanillas que relentice el Chi.

El Chi se estanca en los ángulos rectos de los rincones de las habitaciones. Para evitar esto se recomienda poner plantas y aumentar la luz en esas zonas.

Si el recibidor en los hogares es pequeño, hay que intentar crear la sensación de más amplitud añadiendo cuadros de paisajes y una buena iluminación.

Los cristales tallados y cortinas en las ventanas neutralizan la energía negativa o Sha. También es recomendable que las ventanas abran hacia afuera.

A la hora de abordar la iluminación de los espacios, el feng-shui, busca el equilibrio, por lo que trata de evitar tanto la carencia de luz como el exceso. La entrada excesiva de luz solar directa en una habitación o su resplandor, puede resultar muy perjudicial. Una habitación expuesta continuamente a un exceso solar, no estará equilibrada y resultará dañada en su contenido. Además el exceso de sol quema las plantas, decolora la pintura, agrieta los muebles, derrite el plástico, acartona las telas de las cortinas, estropea los materiales, aumenta la temperatura de los objetos y reseca el aire. Los efectos de exceso de iluminación perjudican a los residentes no sólo dañando sus posesiones, sino también su salud y equilibrio personal. La exposición excesiva a los rayos solares y su resplandor pueden causar diversos trastornos en el organismo humano, sobre todo en la piel y en la vista, sin olvidar la incidencia en las vías respiratorias y en el sistema emocional que tiene el aire reseco y caliente de una habitación.

Lo que el feng-shui recomienda es corregir la desarmonía y el perjuicio que pueden causar los excesos de luz y rayos solares, que llegan a un espacio a través de las ventanas o por su reflejo en espejos, piscinas o masas de agua, modulándola hasta crear entornas armoniosos. Para que se produzca el desequilibrio de luz o de sol excesivo y se regule su entrada en una habitación, se pueden emplear persianas, toldos, cortinas, biombos o estores, que limitarán la entrada de luz o filtrarán los rayos solares en los momentos y lugares en los que se produzca un exceso negativo, para lograr un entorno equilibrado y benéfico.

En general, las luces artificiales deben proyectarse hacia arriba o hacia abajo y no hacia los laterales. Las bombillas fundidas generan sha chi por lo que el feng-shui enfatiza que deben ser repuestas inmediatamente cuando se funden.

Fuentes:

http://www.euroresidentes.com


http://www.sitiohispano.com