Escrito por Tendenzias

7 ejercicios que sí están permitidos a las embarazadas

Muchas son las personas que no se animan a ejercitarse más allá de caminar diariamente durante el embarazo. Sin embargo, en el siguiente artículo te haremos varias propuestas para que te ejercites mucho más. Está comprobado que ejercitarse durante el embarazo ofrece resultados que además de ayudar a mejorar tu salud, ofrecen beneficios como dormir mejor, disminuir los dolores de la espalda y otros malestares de la etapa.

Además, fortalecer tus músculos y mejorar tu condición física ayudará a enfrentar de mejor manera al parto. ¿Por qué? Pues bien, está comprobado que si fortaleces tus músculos lograrás un parto mucho más rápido y menos doloroso, además lograrás recuperarte de mejor manera rápida.


Mantener una rutina de ejercicio constante durante tu embarazo reducirá riegos de diabetes gestacional y preclampsia. Y, sí te han detectado diabetes gestacional estos ejercicios te ayudarán a controlar tu condición. Además de evitar mayores complicaciones.

Caminar

Un ejercicio básico que a todas las embarazadas se les recomienda. Y es que caminar, es una de las actividades cardiovasculares más recomendada para las embarazadas, pues además de sencillo, no provoca ningún impacto en tus rodillas ni tobillos.

Además, resulta una buena actividad para realizar en pareja, darte un buen paseo y despejarte un poco cuando sientas malestares. Algunos incluso afirman que caminar ayuda a tener un parto más rápido y menos doloroso.

Bailar

Un ejercicio más que se encuentra al alcance y deleite de toda embarazada. Otorga felicidad a tu pequeño con música y, puedes realizarlo con tu pareja (o sola). Además, puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa o bien, inscribirte a una clase especial con otras embarazadas con quien además puedas compartir experiencias.

Eso sí, te recomendamos que evites los saltos y sobre todo las piruetas.

Nadar

La natación es un ejercicio súper para embarazadas. De hecho, los médicos aseguran practicar natación durante el embarazo se considera un ejercicio súper seguro. Y es que al practicar natación durante el embarazo te ayuda a fortalecer tus músculos de piernas y brazos, te ayuda con la hinchazón y como te sentirás súper ligera evitarás cualquier lesión o esfuerzo mayor.

El practicar natación durante el embarazo también te ayudará con tus dolores de espalda y te sentirás mucho más relajada.

Correr

Si eres de las chicas que les gusta correr, alégrate por saber que no tienes por qué renunciar a ello. De hecho, se sabe que correr tiene excelentes beneficios para el corazón y ayudará a que aumentes tu condición física, lo que te ayudará a recuperar más rápido tras el parto. Si ya eres una corredora veterana, obviamente notarás la diferencia, pero te será mucho más fácil mantener cierta intensidad en tus recorridos.

Y, si eres principiante y buscas practicar este deporte durante tu embarazo, tómalo con calma. Te recomendamos iniciar con distancias pequeñas e ir aumentando la intensidad poco a poco.

Ejercicios aeróbicos

Según la etapa de tu embarazo será la forma de afrontar un ejercicio aeróbico. Ya sea que busques practicar spining, elíptica o escaladora, siempre debes de hacer con una rutina de bajo impacto. Es decir, busca realizar la actividad física a modo de mejorar tu condición y fortalecer tus músculos. Para este tipo de ejercicios te recomendamos que no excedas rutinas de media hora.

Si buscas completar con algo más, puedes añadir otra media hora de cinta, pero caminando. Otra sugerencia, son las distintas clases que en grupo que se ofrecen para embarazadas y que son de bajo impacto. Puedes estar segura de que todos los ejercicios son súper seguros para ti y tu bebé.

Yoga

El yoga fortalece tus músculos y la flexibilidad de tu cuerpo. Además es un ejercicio en el que no harás rutinas de alto impacto que podrían lesionarte. Muchas embarazadas utilizan el yoga como una manera de mejorar la postura, relajarse, combatir los dolores de espalda y mejora el sueño.

Por si fuera poco te ayuda a mejorar tu respiración, lo que será una maravilla a la hora del gran momento. También aporta beneficios en tu digestión, previene la incontinencia urinaria y la episiotomía como consecuencia de fortalecer la columna y el periné.
Si tu idea es tener un parto natural, el Yoga es el ejercicio más recomendado para tu embarazo. Para practicarlo no necesitas se veterana, de hecho existen muchos cursos que te ayudan  a desarrollar un mejor nivel empezando por lo básico. Si te gusta, te recomendamos practicar Yoga al menos dos veces a la semana en clases de 1 hora, de esta manera podrás combinarlo con otra actividad de tu gusto.

Pilates

Otra manera de afrontar de mejor manera las típicas molestias del embarazo y llegar con mejor condición al parto. Si practicas pilates fortalecerás tu abdomen, mejorarás tu postura (y dolores) de espalda y, lo más importante, fortalecerás tus músculos del suelo pélvico. Al igual que con el yoga, te recomendamos que si te decides a practicarlo, busques un entrenar especializado en Pilates prenatal o bien, clases específicas en grupo de Pilates para embarazadas.

El practicar esta actividad física mejorará muchísimos aspectos de tu cuerpo. Por ejemplo, además de fortalecer abdomen y espalda, ayudará a trabajar tu equilibrio. Sabemos que en cierto momento te sientes más torpe e insegura por los cambios de tu cuerpo. 
Otro de los grandes beneficios que aporta el Pilates durante el embarazo, es que ayudará a que el bebé se posiciones correctamente. Aprenderás a relajarte y sobre todo sabrás controlar tu respiración durante el parto.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos