Escrito por

Decoración para la primavera.

Índice del artículo

En esta nota de DecoraciónInteriores vamos hablar sobre un estilo de decoración para una de las estaciones más cálidas del año, la estación primaveral.

Despedimos el invierno, llega la primavera con sus flores y el abundante sol, esta estación es un signo de renovación en muchos aspectos de nuestra vida y nuestros hogares deberían reflejar eso. Es hora de abrir las ventanas, dejar que la luz del sol y el aire fresco entren y expulsen al invierno por la puerta principal.

A continuación, se indican algunas ideas sencillas y baratas para dejar que la primavera entre en nuestro hogar:

Podemos empezar por limpiar las ventanas. Los cristales relucientes harán que las habitaciones se parezcan más amplias y luminosas.

Después podremos comprar algunas plantas de primavera y ponerlas alrededor de la casa. Combinar el color de las flores con la gama de colores de la habitación. No hay que hacer que coincidan con los colores, sólo elegir alguno complementario. También quitar la mayoría de las obras de arte y accesorios de la habitación y dejar solo unas cuantas cosas grandes y sencillas. Despejar la habitación y ayudar a darle un aire de frescura.

En lugar de pintar todas las paredes, utilizar una plantilla para añadir a la habitación motivos florales y relacionados con la naturaleza por muy poco dinero. Posteriormente, en otoño, siempre se pueden cubrir con pintura las zonas decoradas.

También hay que prestar atención a la zona de entrada cuando se la da un aire primaveral a la casa. Colocar un macetero con flores de primavera en el porche, pintar la entrada de un color fresco y primaveral y colgar una corona de flores hecha a mano o una cesta de flores en la puerta principal. Porque no, añadir un toque blanco a las habitaciones para dar brillo y frescura. Colocar jarrones blancos, colchas, cortinas, procurar pintar la pared central es decir, en un tono más claro que el color actual de la pared la cual le dará claridad a la sala sin producir un cambio drástico en todo el esquema.

Poner fundas de flores o colores claros en los cojines, y guardar los colores más oscuros para otoño e invierno. Se puede comprar la tela y hacerlas uno mismo, las fundas para los cojines son muy fáciles de confeccionar. También comprar algunos objetos de vidrio de colores bonitos en una tienda y colocarlos donde les de la luz del sol. Se pueden utilizar recipientes de vidrio claro y llenarlos con agua de colores que combinen con la habitación. Por último quitar las cortinas gruesas y reemplazarlas por otras de telas más ligeras que dejen pasar la luz.

Fuente:

http://decoracion-hogar.euroresidentes.com