Escrito por

Decoración barroca.

En esta nota de DecoracionInteriores vamos a hablar sobre un estilo de decoración en particular.

Uno de los estilos mas antiguos se está incorporando nuevamente a la decoración. Se trata fundamentalmente de un estilo decorativo de formas recargadas, elaboradas y caprichosas. Se puede lograr mezclando elementos y estilos, pero el resultado final puede verse muy moderno y contemporáneo.


A la hora de crear un ambiente barroco hay que evitar caer en la exageración, por eso lo que se recomienda es que se utilice una combinación de estilos, donde el barroco sólo se aplique como pinceladas y acabados. Por esto mismo esta de moda combinar decoraciones minimalistas con algún objeto barroco. La combinación del antiguo barroco con lo moderno del minimalismo puede resultar extraordinaria. Con el barroco se consigue dar calidez y un toque romántico a los espacios que con el minimalismo puro serían fríos y algo desangelados.
El diseño interior toma cierto dinamismo y vivacidad con piezas como lámparas y muebles de estilo barroco. Las formas del barroco adaptadas a nuestra época y a los interiores actuales, dan brillo, crean curvas y destacan colores vibrantes como naranjas, fucsias y verdes. El contraste del clásico barroco con el modernismo, lleva calidez y sofisticación a los ambientes, que con esta mezcla de estilos se vuelven ricos y eclécticos.

En cuanto a la decoración y diseños de mobiliarios en sí, el barroco sobresale por sus fuertes contrastes de luces y sombras. En algunas de las aplicaciones de técnicas de pinturas en las paredes, así como en determinados elementos se le adhiere a la decoración la espiritualidad.
Colores como el verde musgo, azul petróleo, ciruela y dorado, constituyen la base cromática de cualquier ambiente de período barroco. Con predominio de fuertes contrastes lumínicos y gamas brillantes.
El secreto de lograr un buen barroco, está en disponer los accesorios en grupos de artículos de uso similar, como por ejemplo cuadros, muñecas decorativas, toallas, mesas de diferentes tamaños.
También es necesario para lograr un estilo barroco, apostar por los colores profundos, como antes se dijo, y la diversidad de materiales y texturas como cuero, metal, madera, papel maché, terciopelo, para lograr de esta manera un contraste entre ellos.